Strict Standards: Only variables should be assigned by reference in /home/leelohoy/public_html/templates/blackwhite/icetools/default.php on line 25

Strict Standards: Only variables should be assigned by reference in /home/leelohoy/public_html/templates/blackwhite/icetools/default.php on line 283

Strict Standards: Only variables should be assigned by reference in /home/leelohoy/public_html/templates/blackwhite/icetools/default.php on line 293
Lo que se diga o lo que se haga les importa un bledo, se lo demostramos ahora
Strict Standards: Only variables should be assigned by reference in /home/leelohoy/public_html/templates/blackwhite/css_vars.php on line 10
  1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

Pagina Principal

Lo que se diga o lo que se haga les importa un bledo, se lo demostramos ahora

Ratio:  / 0
MaloBueno 

(Abr.5/19).- Eso es lo que deben pensar las autoridades cada vez que se denuncia un acto irregular de la administración pública o cuando se intenta correr la cortina detrás de la cual esconden la realidad de decisiones ilegales.-

Suelen utilizar dos caminos, uno es el silencio, mientras que el segundo, más condenable todavía, es la mentira ramplona.- En ambos casos la finalidad es la misma, levantar un muro como el que pretende construir el Presidente TRUMP.- Gracias a este no ingresarían los inmigrantes, por obra del uruguayo –ya erigido- nunca pasará la verdad.-

El Tribunal de Cuentas es un organismo previsto constitucionalmente para controlar la gestión relativa a la Hacienda Pública.- Sus miembros son elegidos por la Asamblea General.- Se trata de una herramienta democrática que le confiere al Tribunal la potestad de observar y de ese modo detener las decisiones que se apartan de las normas vigentes.-

La mayoría de sus resoluciones son ignoradas por las autoridades de modo que su existencia no deja de ser algo así como una ficción legal.- Es que en definitiva los gobernantes no aceptan las observaciones recibidas debido a que lo que opina el Tribunal les importa un bledo.- Leen las observaciones, las archivan en un cajón y siguen adelante.-

El pedido de informes es otra vía democrática con la que cuentan los legisladores para que las autoridades contesten las dudas que se les plantean sobre sus resoluciones.- Dudas que a veces son certezas en tanto los hechos son tan claros que los responsables deberían contestar para admitir que cometieron irregularidades o que se desviaron groseramente de la ley.- Sin embargo, falsean la realidad o simplemente demoran las respuestas in aeternum ('para toda la eternidad').-

También en este caso todo se oscurece debido al silencio mezquino.- Se sabe que un altísimo porcentaje de los pedidos de informes no son contestados, de modo que otra vez se impone el detestable silencio que puede interpretarse como que les importa un bledo que los legisladores quieran conocer la verdad.-

Esa nefasta postura de las autoridades se sufre desde tiempo atrás, una cerrazón mental que ellas mismas desnudan con la desafinada cantinela de siempre, esto es, que la oposición busca réditos electorales.- Su agravada estulticia (Ignorancia, necedad o estupidez de una persona), podría resumirse en que nunca un opositor puede tener razón.- Si los adversarios políticos o los técnicos piensan distinto que los que gobiernan no vale la pena atender sus reclamos.- Para el Frente Amplio quienes no comparten sus decisiones están siempre equivocados, sepan todos pues de una vez que las observaciones del Tribunal de Cuentas, los pedidos de informes, la solicitud de comisiones investigadoras o cualquier denuncia les importa un bledo.-

Y al hablar de denuncias es inevitable comentar lo que sucede con las que realizan los ciudadanos comunes.- Si se ignoran las que nacen en el ámbito parlamentario es muy fácil imaginar cómo son tratadas las que presenta una persona cualquiera que no cuenta con otra arma que no sea la palabra escrita.-

Numerosas personas podrían aportar las suyas, seguramente más graves todavía que las mías.-

El 16 de julio de 2018 escribí una columna denunciando el deprimente espectáculo que ofrecen quienes sobre el pisoteado césped casi desaparecido viven y duermen delante del muro que precede a la magnífica fachada del Hospital Italiano sobre la Avenida Italia.- Sucios remedos de tolderías indígenas protegen a los sin techo rodeados de la basura triunfante.-

Se renuevan, hoy están, mañana no.- Unos desaparecen pero poco después otros se instalan en el lugar abandonado por quienes vaya uno a saber dónde estarán viviendo sus inhumanos días.- Que se sepa nada ha cambiado radicalmente desde entonces.-

El 13 de agosto de aquel año el Embajador de Italia se puso en comunicación conmigo porque preocupado por ese problema quería saber si yo había recibido alguna respuesta de las autoridades municipales.- También él había hecho antes varias gestiones sin lograr lo buscado.-

La esperanza del cándido Embajador se esfumó inmediatamente cuando le dije que lo que yo había escrito no había merecido la atención del Intendente.- Si su preocupación no había tenido éxito mucho menos lo hubiera tenido mi columna.- ¿Habrá insistido el Embajador? No lo sé, ojalá.-

En varias columnas me ocupé el año pasado de la desaparición de los muebles y objetos diversos del artista Manuel ESPINOLA GOMEZ.- Después de insistir durante más de seis meses recibí al fin la confirmación del Ministerio de Educación y Cultura de que todo aquello no estaba en su poder.-

A pesar de reconocer oficialmente que todo había desaparecido el Ministerio nada hizo para recuperar lo que fue a parar a manos de una persona que se apropió de lo denunciado.- El Ministerio sabe lo que pasó, pero no actuó para modificar la situación que podría hasta considerarse un delito.-

Un canal montevideano quiso hacerme en aquel entonces una entrevista que rechacé, yo había dicho ya todo lo que debía decir.- Era al Ministerio a quien deberían preguntarle porque le importaba un bledo.- (Fuentes: ECOSUruguay, MiguelAngelCAMPODONICO, Canal10, ¿Qué Buscamos? y propias, de nuestro departamento de prensa).-